¿Los jóvenes no quieren tener hijos por culpa del progresismo?

los millennial no quieren hijos
Photo by Kelly Sikkema on Unsplash

Biológicamente, el ser humano tiene un destino: reproducirse, pero mucha gente está optando por no tener hijos.

El número de bebés nacidos en los Estados Unidos durante 2019 fue el más bajo en 32 años.

Los estadounidenses ahora tienen menos hijos de los necesarios para reemplazar a la población, una tendencia que se refleja en otros países.

En Argentina, una joven de 22 se ligó las trompas de falopio. «La maternidad no es un mandato natural», dijo.

Según datos del Urban Institute, las tasas de natalidad de mujeres durante su veintena disminuyeron un 15% entre 2007 y 2012.

¿El discurso progresista influye?

Afirmar a ciencia cierta si el progresismo ha influenciado en la decisión de no tener hijos, sería solo una conjetura.

Por ejemplo, el marxismo cultural, entendido como una ideología que se infiltra en la sociedad occidental para destruir las instituciones y valores establecidos, es una teoría que por medio de influencers de derecha como Agustín Laje, Ben Shapiro, Jordan Peterson, Nicolás Márquez, Enmmanuel Danan, entre otros, indica que la familia tradicional pretende ser destruida «por los progresistas».

Es cierto que el discurso de la ideología de género, el aborto, el matrimonio igualitario y el empoderamiento femenino, busca cambiar el paradigma.

Y los datos indican que las tasas de natalidad, al menos en Estados Unidos disminuyen cada vez más.

Sin embargo, las diversas razones por las que muchos millenials no quieren ser madres ni padres, se debe a su status económico.

Otra razón podría ser la misma crianza que han recibido. Es comprensible que los padres con creencias sólidas sientan que sus hijos las adopten.

Pero por muy bien intencionados que sean estos esfuerzos, puede que sean en vano.

Un estudio publicado en el British Journal of Political Science, basado en datos de los EE. UU. y el Reino Unido, encontró que los hijos suelen pensar totalmente distinto a sus padres y madres.

Aunque el experimento de Bobo Doll de 1961, realizado por el profesor de Stanford Albert Bandura, demostró que los niños interactúan con los demás de de acuerdo a cómo los adultos les enseñaron.

Dada esta responsabilidad, muchos padres tratan de instruir a sus hijos e impartirles sus puntos de vista, quizás esperando que sus hijos se conviertan en copias de ellos mismos.

Algunos trabajan para adoctrinar con un punto de vista político desde una edad temprana, criándolos para reproducir el mismo patrón.

Te puede interesar:

Por qué los millennials no quieren tener hijos

Por ejemplo, durante mucho tiempo ha habido un tabú asociado con las personas (en particular, las mujeres) que optan por dejar de ser madres.

Las mujeres que eligen no tener hijos han sido calificadas de «superficiales» y «ensimismadas», e incluso el Papa ha dicho que la decisión de no procrear es fundamentalmente «egoísta«.

Ya sean los costos médicos de dar a luz o el compromiso que de por vida implica tener un hijo, las razones financieras suelen ser una de las más populares.

Otra razón es la de aquellos que han luchado con varias enfermedades mentales son particularmente cautelosos de traer niños al mundo, por temor a heredar las dolorosas experiencias por las que pasaron.

Algunos ciudadanos suelen decir que el hacinamiento y las preocupaciones ambientales son otras razones.

Si bien hay cierto debate sobre si la superpoblación es una amenaza grave para la humanidad, muchos millennials la ven como una razón legítima.

Si bien se podría suponer que la infertilidad solo afecta a las mujeres mayores, algunos millennials también luchan por concebir de forma natural.

De hecho, según datos de 2002 de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC), el 11% de las mujeres casadas menores de 29 años se han enfrentado a problemas de fertilidad. Para algunas, esto puede llevarlas a reconsiderar si quieren tener un hijo en primer lugar.

Incluso en el siglo XXI, el parto es una prueba física extenuante (sin mencionar potencialmente peligrosa).

Te puede interesar:

Influencia de la pandemia

Aún luchando desde la crisis financiera de 2008, los millennials han retrasado importantes hitos de la vida, como tener hijos.

Ahora, golpeada por el coronavirus y otra crisis económica, una parte significativa de esta generación está menos inclinada a formar una familia, lo que subraya los temores entre algunos economistas de un colapso de bebés que podría tener consecuencias de gran alcance para la economía.

Según una encuesta de Morning Consult, el 17 por ciento de 572 millennials (aquellos de 24 a 39 años) que no tienen hijos dijeron que retrasarían aún más tenerlos debido a la pandemia, y el 15% dijo que están menos interesados ​​en tener hijos en todo por culpa de COVID-19.

Solo el 7% de este grupo dijo que está más interesado en tener hijos debido a la pandemia. Al parecer, los números dicen todo.


Luis Felipe Hernández

Luis Felipe Hernández

Comunicador por naturaleza y periodista ante la ley.

Leave a Reply

TOP NEWS TODAY

nueva gran migración en estados unidos
Hyper
Luis Felipe Hernández

La Gran migración reversa: los afroamericanos regresan al sur

La Gran Migración fue la reubicación de más de 6 millones de afroamericanos del sur rural a las ciudades del norte, medio oeste y oeste, apróximadamente desde 1916 a1970. Expulsados ​​de sus hogares por oportunidades económicas insatisfactorias y duras leyes segregacionistas, muchos afroamericanos dejaron el