Los hombres temen la ira de las mujeres

Imagen de Engin Akyurt en Pixabay

La revista dominical del New York Times publicó una pieza llamada “Antes insistía en que yo no me enojaba: ya no más”. La autora explora valientemente el tema de las prohibiciones internalizadas y de la sociedad contra las mujeres que experimentan, y, peor, expresan el enojo y habla sobre haber crecido creyendo que no se enojaba, solo se ponía triste. Ella pensaba que la tristeza era “más refinada y también menos egoísta” que el enojo, “como si estuvieras conteniendo el dolor dentro de ti, en lugar de hacer que alguien más lidiara con este trauma.”

Los hombres siempre han tenido un problema con el enojo de las mujeres; a los niños se les condiciona a ser así desde una edad muy temprana. El autor cita investigaciones que sugieren que los niños pequeños y las niñas se enojan con la misma frecuencia, pero a los niños se les enseña a sentirse bien con su enojo mientras que a las mujeres se les enseña a sentirse avergonzadas. 

Te puede interesar:

Las mujeres enojadas incomodan a los hombres, incluso se sienten amenazados. Las mujeres tristes hacen que los hombres se sientan galantes y protectores. 

La opinión de un experto

En mi trabajo como psicoterapeuta, con frecuencia soy testigo de estas prohibiciones sociales en contra de que las mujeres se sientan enojadas. No es inusual que las mujeres lloren mientras hablan sobre sentirse enojadas. Esto puede ser muy frustrante tanto porque sus lágrimas suelen dificultar que otras personas sepan cuándo están enojadas y porque a veces sienten que sus lágrimas les estorban al sentir su propio enojo. 

Mientras que las mujeres suelen estar inconscientes de su propio enojo, los hombres están agudamente conscientes de la ira subyacente de las mujeres, incluso si esa ira no se expresa abiertamente. De hecho, muchas de las dinámicas problemáticas en las relaciones heterosexuales pueden explicarse con el miedo de los hombres de que las mujeres estén enojadas con ellos y los desapruebens. Los hombres tienden a escanear a sus esposas/parejas cuidadosamente en busca de cualquier indicador de que podrían estar enojadas o desaprobándolos, orientando sus vidas emocionales alrededor de la presencia o ausencia del enojo en sus esposas/parejas. 

Los hombres suelen hablar sobre estar caminando sobre cristales, considerando todo lo que dicen y hacen en términos de viejos dichos como “esposa feliz, vida feliz” y “si mamá no está contenta, nadie está contento” que dicen la verdad sobre el temor de los hombres hacia la ira de las mujeres. Un hombre me dijo que estaba tan sensibilizado al estado emocional de su esposa que podía saber sin temor a equivocarse cómo se estaba sintiendo cuando entraba por la puerta ¡incluso antes de verla.

Te puede interesar:

Las razones

Los hombres tienen miedo de la ira de las mujeres por varias razones: 

  • Los hombres suelen temer la desaprobación de su esposa/pareja, así que vigilan ansiosamente cualquier señal de enojo que podría indicar desaprobación. 
  • Los hombres suelen sentirse incómodos con cualquier expresión de sentimientos fuertes. Cuando sus parejas/esposas están enojadas, eleva la temperatura emocional en la relación, lo que hace que los hombres se sientan incómodos. 
  • Los hombres se sienten responsables por el bienestar de sus esposas/parejas. Cuando sus esposas/parejas están molestas, la mayoría de los hombres entran en modo de intentar “arreglarlo” creyendo que es su responsabilidad tranquilizar a sus parejas y restablecer el equilibrio. 
  • Los hombres no suelen estar emocionalmente bien por su cuenta, que es la razón por la que los hombres suelen volverse a casar mucho más rápido que las mujeres. Como resultado, los hombres tienden a observar indicadores de enojo potencial que podrían llevar a periodos de separación emocional con sus esposas/parejas que podría sentirse como abandono para ellos. 
  • Los hombres suelen sentirse emocionalmente inadecuados en comparación con la capacidad emocional de sus esposas/parejas. A cierto nivel, los hombres reconocen que no tienen ni de cerca tanto acceso a su experiencia emocional como sus esposas/parejas, y cuando las relaciones se vuelven más emocionales, se les recuerda que se sienten menos adecuados. 

Cuando somos capaces de hacer más espacio para que las mujeres reconozcan y expresen todos sus sentimientos, incluida la ira, entonces les damos a los hombres más permiso para tener relaciones más completas, menos basadas en el miedo y más gratificantes para ambas partes.

Te puede interesar:

A version of this article originally appeared in English.

Redacción web

Redacción web

Leave a Reply

TOP NEWS TODAY

nueva gran migración en estados unidos
Hyper
Luis Felipe Hernández

La Gran migración reversa: los afroamericanos regresan al sur

La Gran Migración fue la reubicación de más de 6 millones de afroamericanos del sur rural a las ciudades del norte, medio oeste y oeste, apróximadamente desde 1916 a1970. Expulsados ​​de sus hogares por oportunidades económicas insatisfactorias y duras leyes segregacionistas, muchos afroamericanos dejaron el