NBA Season 2019-2020, ¿Importa menos el baloncesto?

nba
Photo by Andre Tan on Unsplash

La industria del deporte mueve dinero en el mundo. Y mucho. Por algo las diferentes ligas se las han ingeniado para adaptarse a la pandemia. Primero esto que suspender las actividades de manera indefinida. 

Sin embargo, ahora se están experimentando nuevos giros desligados directamente con la competencia.

El reinicio de la NBA, que fue la semana pasada, estuvo cargado de cambios. Además de jugar en la burbuja de Disney World como medida preventiva, la directiva y jugadores han demostrado su apoyo al Black Lives Matter, llamando a una manifestación «unificada» durante el himno nacional. 

Y es que la mayoría  siente que necesita usar el reinicio de la temporada como una plataforma para marcar la diferencia y luchar contra las injusticias y desigualdades sociales. El movimiento Black Lives Matter estalló en todo el país en medio de la pandemia de coronavirus, con muchos jugadores de toda la liga uniéndose.

Durante los dos primeros partidos, todos, incluidos los árbitros, se arrodillaron en «The Star-Spangled Banner» para expresar su apoyo a los movimientos en busca de justicia social. 

Las manifestaciones fueron inspiradas por la estrella de la NFL, Colin Kaepernick, y acompañadas por un video con jugadores activistas y entrenadores aliados hablando sobre el denominado racismo sistémico.

Continuaron durante el fin de semana con la participación de prácticamente todos los jugadores y entrenadores de los 22 equipos invitados. Hubo, sin embargo, algunas excepciones.

El alero de Orlando Magic, Jonathan Isaac, fue el primer jugador en permanecer en pie durante el himno del viernes. Poco después, el centro de Miami Heat, Meyers Leonard, los entrenadores de los San Antonio Spurs, Gregg Popovich y Becky Hammon, y el árbitro Brent Barnaky decidieron ponerse de pie.

Isaac, de 22 años, tampoco se unió a sus compañeros de equipo y otros jugadores de la NBA en el uso de una camiseta «Black Lives Matter» durante el himno cuando Orlando debutó el viernes contra los Brooklyn Nets.

“Todos tenemos cosas que hacemos mal y, a veces, llega a un punto en el que estamos señalando con el dedo quién está mal es lo peor. O se ve quién está equivocado, así que siento que la Biblia nos dice que todos estamos a la altura de la gloria de Dios. Eso ayudará a acercarnos y superar el color de la piel. Y superar cualquier cosa que esté en la superficie y que realmente no entre en los corazones de hombres y mujeres», dijo.

También te puede interesar:

El deporte es secundario

Tales decisiones no provocaron inmediatamente una reacción crítica dentro de la comunidad de la NBA. Los delanteros Andre Iguodala y Udonis Haslem respondieron por Leonard.

Popovich ha abogado por la justicia social y también se define como un crítico del presidente Trump, y abrió una conferencia de prensa el pasado domingo para hablar al respecto.

Para el guardia de Portland Trail Blazers, CJ McCollum, «el baloncesto es secundario» durante el reinicio de temporada.

McCollum, vicepresidente de la Asociación de Jugadores de la NBA , explicó que el baloncesto, a pesar de ser su profesión principal, ocupa el segundo lugar cuando la atención mundial vuelve a brillar en la liga en los próximos meses. «Es nuestro trabajo», dijo. 

“Obviamente tenemos la responsabilidad de cumplir con esas obligaciones. Pero también es nuestro trabajo cumplir y proteger nuestros vecindarios, y proteger a las personas que se parecen a nosotros, y que vienen de lugares como nosotros, y no tienen exactamente las mismas oportunidades que nosotros”.

De acuerdo a McCollum, lo más importante es la educación. De hecho, varios jugadores y entrenadores se han involucrado.

El compañero de equipo de McCollum en los Blazers, Carmelo Anthony, lanzó Social Change Fun junto con las estrellas Dwyane Wade y Chris Paul. El objetivo del projecto es apoyar a las organizaciones de base que trabajan para afectar el cambio. 

“Hemos sido muy proactivos al respecto. Y yo, una persona con educación, he seguido tratando de mantener esas conversaciones con personas de ideas afines, personas que se preocupan por la educación. Continuamos buscando formas de lograr un impacto colectivo y hacer cambios”, dijo McCollum.

Reforma educativa

La NBA aprobó alrededor de 30 mensajes que los jugadores podrían elegir poner en sus uniformes cuando la temporada reiniciara el 30 de julio. Según una lista compilada por The Undefeated, al menos 11 jugadores eligieron «Reforma Educativa».

Para algunos, significa renovar las escuelas públicas tradicionales e implementar ciertas políticas que sirven mejor a los estudiantes desfavorecidos. 

Para otros, es un enfoque equivocado y una mentalidad corporativa para la educación que deja de lado a los maestros y minimiza incorrectamente la necesidad de las escuelas de obtener más fondos.

«El sistema de escuelas públicas no está cerca de donde debe estar en un país tan poderoso como el nuestro», dijo a los periodistas el guardia de los Brooklyn Nets, Garrett Temple. 

«Permitir que las personas se eduquen, permitir que las personas aprendan más cosas, tal vez incluso cambiar algún plan de estudios para hacer que las cosas sean más aplicables a los escenarios de la vida real, creo que es algo que realmente debe pasar».

Y el ala del Heat de Miami, Solomon Hill, expresó que cuando se envía a los jóvenes a escuelas en malas condiciones y maestros  mal pagados, se está preparando una generación para el fracaso.

Para muchos, el deporte va más allá de la competencia y los millones de dólares que ganan los jugadores. 

Luis Felipe Hernández

Luis Felipe Hernández

Comunicador por naturaleza y periodista ante la ley.

Leave a Reply

TOP NEWS TODAY

nueva gran migración en estados unidos
Hyper
Luis Felipe Hernández

La Gran migración reversa: los afroamericanos regresan al sur

La Gran Migración fue la reubicación de más de 6 millones de afroamericanos del sur rural a las ciudades del norte, medio oeste y oeste, apróximadamente desde 1916 a1970. Expulsados ​​de sus hogares por oportunidades económicas insatisfactorias y duras leyes segregacionistas, muchos afroamericanos dejaron el