¿Realmente las minorías serán relevantes durante el gobierno de Biden?

En promedio 60% de los estadounidenses creen que las minorías serán relevantes durante la administración de Biden.

Foto de Gayatri Malhotra en Unsplash

Joe Biden prometió un gobierno diverso y hasta el momento ha cumplido su promesa. Su gabinete está resonando entre los estadounidenses y este hecho se demuestra en una última encuesta realizada por el Centro de Investigación Pew que asegura que el público ve que las personas de color, las mujeres, los gays y las lesbianas están ganando influencia.

Una de las primeras decisiones del presidente fue colocar al general Lloyd Austin al frente del Pentágono. Es la primera persona de color en ocupar este cargo. De hecho, 65% de los americanos considera que los afroamericanos ganarán influencia en Washington durante la administración del demócrata.

Asimismo, una proporción parecida sostiene que las mujeres y miembros de la comunidad LGBTQ también se verán beneficiados durante este período presidencial. 63% de los encuestados aseguran que el sexo femenino será más relevante, mientras que el 60% opina lo mismo sobre los gays y lesbianas.

Biden nombró varias mujeres a puestos claves y un ejemplo son: Janet Yellen, quien se convirtió en la primera mujer en la historia en ocupar el cargo de Secretaria del Tesoro de los Estados Unidos, Deb Haaland como Secretaria de Interior y Gina Raimondo como Secretaria de Comercio.

Y una de las sorpresas más esperadas por los progresistas fue el nombramiento de Pete Buttigieg como Secretario de Transporte. Buttigieg se postuló a la presidencia como parte del partido demócrata, además es abiertamente gay.

Por otro lado, el presidente también nominó a Rachel Levine como secretaria adjunta al Departamento de Salud. De ser confirmada por el Senado será la primera funcionaria transgénero electa en la historia del país.

Te puede interesar:

¿Por qué es importante un gabinete diverso?

El gabinete que acompañará a Biden en su administración ha sido elogiado como el más diverso de la historia. Superando por mucho a la administración de Barack Obama, quien en el 2009 solo tenía siete mujeres, nueve personas de diferentes orígenes étnicos y ocho hombres blancos.

Durante este período Susan Rice se convirtió en la primera mujer de color en ejercer el cargo como embajadora de Estados Unidos ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) y luego se desempeñó como Consejera de Seguridad Nacional.

Obama también nombró a Eric Holder como Fiscal General de los Estados Unidos, siendo el primer funcionario de color en ocupar este cargo.

En el caso de Biden, un gabinete diverso refleja los valores de su gobierno y las futuras iniciativas vinculados a la política.

Wendy Smooth, profesora de ciencias políticas y estudios de género de la Universidad Estatal de Ohio, le explicó a la BBC que “Una de las primeras formas en que una administración presidencial expresa su voluntad de rendir cuentas es a través de elecciones de gabinete”.

“Estos son los primeros actos que demuestran la voluntad de la administración, el espíritu de la administración, los valores de la administración. Es un momento de identidad. Marcará quienes son como administración de Biden y con quién estamos interesados en conectar”, explicó Smooth.

Hay diferentes hechos que hacen que este gobierno sea diferente a otros. Uno de los más destacados es que la primera dama, Jill Biden, mantendrá su empleo como maestra y es un reflejo de lo que viven las mujeres estadounidenses hoy día.

Además, también demostró que los hombres blancos no son una elección única, ni para los votantes ni para el presidente. No es el color de piel lo que determina el cargo, sino los esfuerzos profesionales y la capacidad de conectar con la gente.

¿Qué hará Biden por las minorías?

El viernes 5 de febrero, la formula Biden-Harris le prometió a los ejecutivos de negocio de color que se aseguraría que los planes económicos llegarían a las empresas de la minoría.

De acuerdo a Los Angeles Times, la vicepresidenta, Kamala Harris, y la Secretaria del Tesoro, Janet Yellen, afirmaron que la nueva administración tenía la intención de abordar los problemas en la entrega de ayuda a las compañías minoritarias en el Programa de Protección de Cheques de Pago del Gobierno.

Dicho programa tiene el objetivo de proporcionar préstamos a pequeñas empresas, siempre y cuando estas mantengan a sus empleados o contraten otros.

Esta noticia es una muestra de los esfuerzos que está haciendo el nuevo gobierno para mejorar la vida de las minorías, una de sus promesas desde la campaña presidencial.

Te puede interesar:

El año pasado, cuando aún era candidato presidencial, Joe Biden propuso un plan múltiple para disminuir la desigualdad racial. Este pretende generar viviendas, educación, atención médica y capital comercial para los afroamericanos.

Biden tiene la intención de eliminar lo que es conocido como el “racismo sistemático” y tiene un presupuesto aproximado de $7 billones que le servirán para lograr su objetivo en los próximos 10 años.

En cuanto a los derechos de las mujeres, el presidente tiene una agenda clara. Prometió que la “equidad de género” será un tema importante en su período presidencial y está logrando ese objetivo creando un nuevo Consejo de Política de Género dentro de la White House.

Asimismo, dentro de los objetivos del Presidente también está restaurar y expandir los derechos reproductivos, combatir la violencia de género y reducir la mortalidad materna.

El demócrata también plantea luchar por los derechos de la comunidad LGBTQ y disminuir el índice de discriminación.

Eilidibeth Córdova

Eilidibeth Córdova

Las letras son mi oxígeno y el periodismo mi mecanismo de defensa.

Leave a Reply

TOP NEWS TODAY

nueva gran migración en estados unidos
Hyper
Luis Felipe Hernández

La Gran migración reversa: los afroamericanos regresan al sur

La Gran Migración fue la reubicación de más de 6 millones de afroamericanos del sur rural a las ciudades del norte, medio oeste y oeste, apróximadamente desde 1916 a1970. Expulsados ​​de sus hogares por oportunidades económicas insatisfactorias y duras leyes segregacionistas, muchos afroamericanos dejaron el