¿Qué ha pasado con el cambio climático?

Photo by Markus Spiske on Unsplash

2019 fue un año marcado por el cambio climático. Sin embargo, 2020 inició con otros problemas. Ya se ha llegado al primer semestre y no se tienen noticias de este tema. Al menos ya no forma parte de lo mainstream, liderado por las protestas en Estados Unidos y la pandemia.

Esto no quiere decir que no haya novedades. Las emisiones de gases de efecto invernadero han disminuido significativamente.

China y Estados Unidos están “relajando” los controles de emisiones para aliviar las presiones económicas, indica la Fundación Asia. 

“Cuando el Covid-19 finalmente se detenga, es probable que las economías se recuperen con venganza, quemando aún más combustibles fósiles ahora más baratos”.

Sin embargo, los recursos naturales de Asia también se están viendo afectados, ya que millones de desempleados han regresado a sus aldeas, pues ahora dependen en gran medida de los bosques, ríos y océanos locales para obtener alimentos y otras necesidades básicas. 

Te puede interesar:

Efectos en los arrecifes e islas

La destrucción de los arrecifes y los bosques también está aumentando debido a la tala ilegal, la minería y la pesca que se aprovechan de la floja aplicación de las leyes durante este tiempo.

Por otro lado, en últimos años los líderes y habitantes de muchas naciones pequeñas, conformadas por islas como Kiribati y Tuvalu, ubicadas en el Pacífico y otras ubicadas en el Caribe, han advertido que el cambio climático es una amenaza por temor a que puedan desaparecer bajo el aumento de los mares a medida que el planeta se calienta.

De hecho, una reciente investigación revela que las islas pequeñas y bajas salpicadas alrededor del Pacífico y el Caribe, a menudo vistas como los lugares más vulnerables al calentamiento global, pueden adaptarse naturalmente y elevarse por encima de las olas invasoras.

Además , las islas de arrecifes de coral como las Maldivas y las Marshall, tienen procesos en que las mareas mueven los sedimentos para crear una mayor elevación, un proceso que puede mantener las islas habitables.

Los resultados sugieren que al optar por una infraestructura resistente al clima que permita inundaciones ocasionales, como edificios sobre pilotes y casas móviles, los isleños con suficiente espacio podrían adaptarse a su entorno cambiante.

En Costa de Marfil la situación es similar. El país aún no se ve gravemente afectado por el fenómeno, pero el equilibrio podría inclinarse en cualquier momento y dañar su economía, como señaló el Banco Mundial.

En el documento titulado Para que el mañana nunca muera: Costa de Marfil y el cambio climático, el Banco Mundial afirmó que las perspectivas a corto y mediano plazo eran favorables, que debería mantener una buena trayectoria de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de entre 7% y 7,5% en los próximos años, siempre que el Gobierno tome medidas adicionales para reducir los efectos del cambio climático.

Te puede interesar:

Caso Estados Unidos

Pese a que en Estados Unidos las actividades humanas hayan disminuido a raíz de la pandemia, una investigación simuló el cambio climático de la Tierra bajo diferentes condiciones de viento, recreando miles de tormentas simuladas para evaluar la magnitud y frecuencia de eventos extremos.

Encontraron que si no se frenan las emisiones habrá un aumento de hasta un 10% en la frecuencia y magnitud de las olas extremas en regiones oceánicas extensas.

En contraste, los investigadores encontraron que habría un aumento significativamente menor cuando se toman medidas efectivas para reducir las emisiones y la dependencia de los combustibles fósiles.

En ambos escenarios, el mayor aumento en magnitud y frecuencia de olas extremas se produce en el Océano Austral.

Más tormentas y olas extremas provocarían un aumento del nivel del mar y daños a la infraestructura, dice Ian Young, profesor e investigador de ingeniería de infraestructura en la Universidad de Melbourne.

Pérdidas de casas

El impacto podría ir más allá de lo climático. Por ejemplo, En Miami, la situación ha sido difícil de ignorar, ya que los principales eventos climáticos parecen aparecer con más y más frecuencia, y fuerza. 

Un nuevo estudio de la Universidad de Wisconsin en Madison y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica confirmó que los huracanes se están volviendo más fuertes y potencialmente más mortales debido a la crisis climática.

Según un informe reciente del grupo consultor McKinsey & Company, los propietarios de viviendas de Florida en zonas de inundación podrían perder entre 5% y 15% de los valores de sus viviendas en la próxima década, y para 2050, esa pérdida se estima entre 15% y 35% .

Con expertos que pronostican un aumento de 1 a 2 pies del nivel del mar para 2060, es justo decir que el cambio climático es uno de los problemas más acuciantes que enfrenta el mercado inmobiliario comercial y residencial del sur de la Florida.

¿Y Latinoamérica?

Según la ONU en 2016, América Latina y el Caribe representaba solo el 5% de las emisiones globales de estos gases, pero esa proporción está aumentando.

Además, los efectos del cambio climático se sienten de primera mano de muchas maneras, desde largos períodos de sequía hasta fuertes lluvias.

Pero la acción climática no es la prioridad en una región donde prevalecen las crisis económicas y sociales, y donde el apoyo financiero es una necesidad si se quieren implementar políticas climáticas más ambiciosas. Todo esto fue acentuado por el coronavirus.

Te puede interesar:

Después de presidir la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25), pero en Madrid debido a un estallido de protestas sociales, Chile recibió elogios por su reciente presentación a pesar del coronavirus, y por el hecho que fue el resultado de un proceso de consulta pública con la sociedad civil y los académicos.

Muchos admiran a Chile por haber presentado su plan actualizado a pesar de la pandemia. Y seguirán el proceso participativo que empleó.

Al otro lado de los Andes, Argentina comenzó el proceso de revisión de su plan climático junto con los cambios en el Gobierno.

Después de que el presidente Alberto Fernández llegó al poder en diciembre de 2019, el ministro de medio ambiente y desarrollo sostenible, Juan Cabandié, viajó a la COP25 en Madrid y prometió mejorar la situación.

División

Con base en sus compromisos actuales, Argentina tendrá que reducir sus emisiones en un 18% incondicionalmente (es decir, sin depender del apoyo externo) para 2030. En septiembre se presentará una versión preliminar del NDC actualizado.

Durante los últimos cuatro años, Argentina ha trabajado en algunos temas asociados con las negociaciones climáticas con Uruguay, que en 2018 derivaron aproximadamente el 35% de la generación de electricidad del viento; y con Brasil, que genera más emisiones de calentamiento del planeta que cualquier otro país latinoamericano.

“América Latina ha estado fragmentada durante 20 años o un poco más. Se ve no solo en la ideología y la política de cada uno de los países, sino también en la capacidad de articular decisiones, acordar cuestiones mínimas y eso ha anestesiado a una gran parte de las entidades de la región», explica Manuel Pulgar Vidal, líder mundial en clima y energía para WWF (World Wide Fund for Nature).

La cuestión del clima no está lejos de esta fragmentación. En lugar de imitar el trabajo más integrado y coordinado de los países africanos, los latinoamericanos participan en el proceso de negociaciones climáticas en diferentes facciones.

«El desafío para América Latina sigue siendo unificar una agenda climática común», enfatiza Pulgar Vidal.

Para el ex ministro de medio ambiente de Perú y presidente de la COP20 en Perú, la pandemia actual puede ser la oportunidad de unificar una agenda común en la región con respecto a la salud y otros temas asociados fundamentales como el clima, la naturaleza, la economía y el desarrollo.

Y no solo para una región sino el mundo entero, el coronavirus puede ser una oportunidad o todo lo contrario. Lo cierto es que la actividad humana está a un paso de dar el cambio.

Luis Felipe Hernández

Luis Felipe Hernández

Comunicador por naturaleza y periodista ante la ley.

Leave a Reply

TOP NEWS TODAY

white lives matter
Hyper
Luis Felipe Hernández

White Lives Matter: el eslogan disfrazado de movimiento

En chats encriptados, neonazis y otros extremistas de derecha planean manifestaciones, además de compartir contenido acorde a sus ideas, de acuerdo a un estudio del Instituto para el Diálogo Estratégico. «Los canales de Telegram a menudo comparten material que se vincula con públicos relacionados ideológicamente»,

Hyper
Redacción web

CDC: 5.800 infecciones por Covid en personas completamente vacunadas

Aproximadamente 5.800 personas que han sido vacunadas contra el coronavirus en Estados Unidos se han infectado de todos modos, dijeron a CNN los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).  Algunas se enfermaron gravemente y 74 personas

Política
Redacción web

Biden impone sanciones a Rusia por los ciberataques y la injerencia en las elecciones

La Administración que preside Joe Biden emitió este jueves un amplio abanico de sanciones contra Rusia en represalia al reciente ataque cibernético a la empresa SolarWinds que afectó a numerosas entidades gubernamentales y la injerencia de Moscú en las elecciones presidenciales de 2020, entre otros asuntos. Las