Los mega millonarios que invierten en la «lucha» contra el cambio climático

millonarios que luchan contra el cambio climatico
Photo by Hannah Nicollet on Unsplash

Cuando piensas en aquellos que luchan por un futuro habitable y se organizan contra la crisis climática, ¿quién se te viene a la mente?

En teoría, deberían de ser científicos y expertos en materia ambiental, pero posiblemente pensaste en magnates o artistas como Leonardo DiCaprio.

Y sí, hay multimillonarios que están invirtiendo dinero en propuestas por medio de organizaciones como CREO Syndicate.

Como detalla Bloomberg, CREO Syndicate es una “organización sin fines de lucro pequeña y secreta” que ha estado ayudando a algunas de las familias más ricas del planeta a invertir sus fortunas en empresas que están tratando de cambiar el rumbo del cambio climático.

Te puede interesar:

Aunque es una organización sin fines de lucro y no tiene dinero propio, CREO actúa un poco como un banco de inversión, examinando alrededor de 300 acuerdos por año, conectando inversionistas con posibles socios y realizando investigaciones sobre tecnologías.

Pero como deja en claro la CEO de CREO, Régine Clément, a pesar de la designación, su grupo no solicita donaciones: «Esto no es filantropía, es inversión».

Según Bloomberg, CREO, que en español significa Oportunidades Limpias, Renovables y Ambientales, trabaja con “alrededor de 200 familias y equipos de inversión con un total de más de $ 800 mil millones bajo administración”.

Los integrantes deben tener al menos $100 millones en activos para unirse.

Una vez aprobado, CREO actúa básicamente como intermediario o negociador, emparejando inversionistas con empresas y tecnologías que lideran el camino en la reducción y eliminación de emisiones.

Se ha «invertido en todo, desde baterías y combustible de hidrógeno hasta tierras agrícolas regenerativas y envases de productos más ecológicos”, detalla Bloomberg.

«Las carteras incluyen tecnologías aún no probadas, como métodos para la captura de carbono y verdaderas posibilidades como los reactores de fusión».

Debido a que esta clientela exclusiva tiene el dinero y el tiempo para dejar que las tecnologías se desarrollen, pueden invertir donde los grupos menos establecidos no pueden.

Como ejemplo, la publicación señala que los miembros de CREO fueron los primeros inversores en Tesla y Beyond Meat, «dos de las acciones con mejor rendimiento de 2020».

Te puede interesar:

Multimillonarios asiáticos no se quedan atrás

Otros multimillonarios del mundo también pretenden luchar contra el cambio climático.

Desde las atascadas carreteras de circunvalación de Pekín hasta la expansión urbana de Delhi, Asia alberga dos de los cinco países más contaminantes del planeta, así como más de un tercio de sus ciudadanos más ricos.

Los esfuerzos gubernamentales y filantrópicos para combatir el cambio climático a menudo quedan en segundo plano frente a los programas destinados a solucionar problemas más inmediatos, como aliviar la pobreza y mejorar los estándares educativos.

“Todo se reduce a si la naturaleza es algo importante para nosotros”, dice Francis Ngai, fundador de Social Ventures Hong Kong, que trabaja con algunas de las familias más generosas de la ciudad en temas como el cambio climático.

«A veces no pueden sentir que la naturaleza es un problema, pero pueden ver a la gente pobre a su alrededor».

Ante ese contexto, surgió Right People Renewable Energy.

La empresa comenzó a instalar paneles solares en la parte superior de condominios y almacenes.

Si bien los bancos prestarían felizmente a sus clientes dinero a tasas bajas para herramientas tradicionales como generadores diésel, solo prestarían a una tasa más alta para instalaciones de energía solar.

Entonces, para poner en marcha su negocio, ha tenido que aportar dinero de su propia family office para productos, que los clientes suelen devolver en un plazo de tres a cinco años.

Te puede interesar:

El problema de la filantropía y la inversión

Te guste o no, la filantropía multimillonaria existe. Y si va a seguir existiendo, lo que se debe cuestionar es cómo los recursos de los donantes pueden abordar de manera más eficaz los mayores problemas del mundo.

Michael Bloomberg, el ex alcalde de la ciudad de Nueva York, y Tom Steyer, filántropos ambientales que se lanzaron a la candidatura del Partido Demócrata, han donado millones cada uno a la causa.

También lo han hecho fundaciones importantes como la Fundación William y Flora Hewlett.

Según el Open Philanthropy Project, «la financiación filantrópica estadounidense general para actividades relacionadas con el cambio climático parece ser del orden de varios cientos de millones de dólares por año».

Pero, ¿están gastando bien los ricos su dinero? ¿Los miles de millones que están donando se destinan a las mejores causas del cambio climático? ¿Debería un multimillonario que se preocupa profundamente por el clima invertir dinero en el desarrollo de tecnologías de energía limpia?

Como Axios informó recientemente, el 1% de las empresas más grandes del mundo tiene más dinero del que saben, y lo están atesorando o invirtiendo en cosas como recompras de acciones para hacer aún más ricos a los ricos.

Te puede interesar:

Los fondos de cobertura y los fondos de capital privado se están apoderando de bienes públicos privatizados como agua y electricidad.

Las ganancias corporativas han crecido a medida que los salarios se han estancado, mientras que algunas de las partes más inútiles y destructivas de la economía se disparan.

Después de la Gran Recesión, las sucesivas rondas de flexibilización arrojaron billones de dólares a la economía mundial, y las bajas tasas de interés han facilitado la obtención de crédito.

Estos factores, y el hecho de que depositamos una fe ilimitada en las decisiones de inversión prudentes de las corporaciones y los ricos para planificar la economía, dejan como legado un sector tecnológico hinchado y el fracking, un desastre para el clima que no era rentable antes de rescatar fuera de los bancos.

Te puede interesar:

El problema persistirá

El resultado de todo esto ha concentrado niveles escandalosos de riqueza en la parte superior del rango de ingresos a medida que aumentan las temperaturas globales.

Si bien los hábitos de la humanidad enferman al planeta, también lo es el hecho que ahora la clase alta tiene más dinero que nunca para invertir, sobornar a los políticos y presionar por sus causas favoritas, a saber, para que sigan haciendo más de lo mismo.

La crisis climática no se resolverá con la benevolencia de multimillonarios, y su enorme control sobre la política y economía está en contradicción con las esperanzas de un futuro habitable.

Luis Felipe Hernández

Luis Felipe Hernández

Comunicador por naturaleza y periodista ante la ley.

Leave a Reply

TOP NEWS TODAY

Hyper
Redacción web

Los CDC y la FDA recomiendan suspender la vacuna de Johnson & Johnson tras reportes de «severos» coágulos de sangre

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA) recomiendan suspender la vacunación de Johnson & Johnson para investigar su posible vínculo con «severos y raros» coágulos de sangre, después de seis casos de mujeres que los han padecido tras inmunizarse. En total, hasta el

Comida hecha en laboratorios para contrarrestar el cambio climático
Hyper
Luis Felipe Hernández

¿Es la carne in vitro una solución para el cambio climático?

La carne cultivada o in vitro, también llamada «carne limpia» por sus partidarios, es carne producida en un laboratorio mediante técnicas de bioingeniería. La producción de carne es uno de los principales contribuyentes a la degradación ambiental global, especialmente la deforestación, el calentamiento global, la