La lluvia plástica es más real de lo que crees

lluvia plástica
Photo by tanvi sharma on Unsplash

Aquí hay algo más de qué preocuparse: la lluvia plástica. Y es que los investigadores en un reciente estudio estiman que más de 1,000 toneladas de pequeñas micropartículas de plástico, aproximadamente el equivalente a 120-300 millones de botellas de agua de plástico, caen sobre parques nacionales y áreas silvestres protegidas en el oeste de Estados Unidos cada año.

El descubrimiento fue una sorpresa. Un equipo de investigación estaba analizando muestras de agua de lluvia de parques nacionales y áreas silvestres de Colorado, como parte de un estudio piloto sobre un nuevo tipo de equipo de campo.

Se sorprendieron al descubrir que las muestras contenían microplásticos, fragmentos de plástico de menos de 5 mm (0,2 pulgadas) de longitud, incluido un arco iris de fibras plásticas, así como cuentas y fragmentos.

Cada uno tenía un balde «húmedo» (los recolectores en 11 parques nacionales) para recoger el agua de lluvia y un balde «seco» para recoger el aire. Un sensor detectaría la lluvia y abriría el balde «húmedo» mientras cierra el seco.

Y viceversa cuando hace sol, por lo que el balde seco recogería partículas de micro plástico transportadas por el viento mientras el balde húmedo permanecía cerrado.

La profesora asistente de la Universidad Estatal de Utah, Janice Brahney, es la autora principal del estudio, publicado el 12 de junio de 2020 en Science. Brahney dijo que el 4% de las partículas atmosféricas eran polímeros sintéticos.

«Nos sorprendieron las tasas de deposición estimadas y seguimos tratando de averiguar dónde salieron mal nuestros cálculos».

Te puede interesar:

Producción de plástico

El mundo produjo 348 millones de toneladas métricas (más de 7 mil millones de libras) de plástico en 2017, y la producción mundial no muestra signos de desaceleración.

En los Estados Unidos, la producción per cápita de desechos plásticos es de 340 gramos (12 onzas) por día.

Aunque la alta resistencia y longevidad de los plásticos los hace útiles en la vida cotidiana, estas mismas propiedades significan que se fragmentan en partículas diminutas (microplásticos) en lugar de degradarse en el medio ambiente.

Se sabe que estos microplásticos se acumulan en las aguas residuales, los ríos y, en última instancia, en los océanos del mundo y, como muestra el equipo de Brahney, también se acumulan en la atmósfera.

«Varios estudios han intentado cuantificar el ciclo plástico global pero desconocían el limbo atmosférico. Nuestros datos muestran que el ciclo del plástico es una reminiscencia del ciclo global del agua, teniendo vidas atmosféricas, oceánicas y terrestres», expresó Brahney.

Te puede interesar:

¿De dónde provienen?

Los investigadores examinaron la fuente y la historia de vida de los microplásticos que se depositaron a través de la lluvia frente al aire seco.

Descubrieron que las ciudades y los centros de población cercanos eran la fuente inicial de plásticos en la lluvia.

En contraste, los plásticos del aire seco mostraron indicadores de transporte de largo alcance asociados con patrones atmosféricos a gran escala.

Los investigadores dicen que esto sugiere que los microplásticos son lo suficientemente pequeños como para transportarse en la atmósfera a través de los continentes.

La mayoría de los plásticos depositados en muestras tanto húmedas como secas eran microfibras de ropa y materiales industriales.

Estas microperlas eran acrílicas y probablemente derivaban de pinturas y revestimientos industriales. Otras partículas eran fragmentos de piezas de plástico más grandes.

Esta investigación viene con otra sorpresa preocupante: el 30% de las partículas de la muestra eran microperlas, pequeñas esferas sintéticas que Estados Unidos prohibió en los productos de belleza en 2015.

La Ley de Aguas Libres de Microperlas de 2015 prohíbe la fabricación, envasado y distribución de cosméticos que se aclaran y contienen microperlas de plástico.

No obstante, las microperlas en las muestras eran generalmente más pequeñas que las que se encontraría en esos productos. “Vimos muchas microperlas de colores brillantes, en todos los colores del arco iris, y algunas identificamos como acrílicas”, indicó Brahney.

Te puede interesar:

Lluvia ácida

Los microplásticos están llegando a hábitats que en teoría son prístinos, como el Ártico y los remotos Pirineos franceses.

Fluyen hacia los océanos a través de las aguas residuales y contaminan los ecosistemas de aguas profundas, e incluso salen del agua y soplan hacia la tierra con la brisa marina.

Y ahora en el oeste de Estados Unidos, y presumiblemente en el resto del mundo, dado que estos son procesos atmosféricos fundamentales, están cayendo en forma de lluvia plástica, la nueva lluvia ácida.

La lluvia plástica podría resultar un problema mayor que la lluvia ácida, que es una consecuencia de las emisiones de dióxido de azufre y óxido de nitrógeno.

Mediante el despliegue de depuradores en plantas de energía para controlar lo primero y convertidores catalíticos en automóviles para controlar lo segundo, Estados Unidos y otros países han reducido en las últimas décadas el problema de la acidificación, pero el microplástico ya ha corrompido incluso los entornos más remotos.

Otra investigación encontró que los océanos están expulsando partículas de microplásticos, que luego flotan hacia la tierra con la brisa marina.

Se creía que cuando los microplásticos fluían hacia el mar a través de las aguas residuales, se quedaban allí. Por lo tanto, también puede resultar que los microplásticos que aterrizan en el suelo tampoco se queden.

Brenden McNeil, biogeoquímico de la Universidad de West Virginia en Morgantown, señaló que los impactos de la lluvia ácida se extienden más allá de los bosques de abetos del noreste a áreas donde se desconoce la extensión del daño y el estado de la recuperación.

Todavía hay mucho que la ciencia tiene que aprender sobre este problema, pero esto está claro: hay que preguntarse hasta qué punto vale la pena el uso del plástico, cuyo reciclaje parece no ser suficiente.

Luis Felipe Hernández

Luis Felipe Hernández

Comunicador por naturaleza y periodista ante la ley.

Leave a Reply

NEWSLETTER

TOP NEWS TODAY

Cultura
Eilidibeth Córdova

¿El secularismo francés está en peligro?

El extremismo en Francia alcanzó otro nivel después de la decapitación del maestro de secundaria Samuel Paty (47 años). El hecho se registró el 16 de octubre y fue producto del terrorismo islámico. Dicha situación está cuestionando el secularismo francés por muchas razones. Después de

Política
Eilidibeth Córdova

Los chilenos aprobaron el cambio de Constitución, ¿y ahora qué sigue?

Se cumplió un año de las protestas en Chile. Lo que inició por una manifestación por el aumento del boleto del metro se convirtió en una revolución para iniciar el camino hacia una nueva Constitución. Este domingo, los chilenos decidieron por el “sí apruebo” y

Hyper
Luis Felipe Hernández

China recupera su economía mientras el mundo lidia con la crisis

La recuperación económica de China se aceleró en el tercer trimestre cuando los consumidores se deshicieron de su cautela por el coronavirus, sin embargo, el crecimiento general no cumplió con los pronósticos que apuntan a desafíos persistentes para uno de los pocos motores de demanda