Por qué los deportistas no deben ingerir espinacas

espinacas
Photo by Andrijana Bozic on Unsplash

Popeye comía espinacas para ganar fuerza sobrehumana. Se trató de un recurso creativo que inspiró a millones de familias consumir un producto para emular a la caricatura. Pues la creación de la serie fue tan solo producto de una estrategia de marketing.

Nada nuevo. No obstante, este año se descubrió que la verdura contiene esteroides, de acuerdo a una investigación de la Universidad de Berlín. Los científicos pidieron a la AMA (Agencia Mundial Antidopaje) que incluyera la hormona ecdisterona en la lista de productos prohibidos para deportistas.

«Estudios recientes sugieren que el efecto anabólico de la ecdisterona, una hormona esteroidea natural que se afirma que mejora el rendimiento físico, está mediada por la unión del receptor de estrógenos (ER).

El equipo dividió a 46 atletas en cuatro grupos para evaluar cómo la sustancia afectaba su rendimiento físico.

Uno era un grupo de control, otro recibió un placebo y los grupos restantes una dosis de dos u ocho cápsulas por día que contiene 100 mg de ecdisterona extraídos de espinacas (equivalente a poco menos de 4 kg de la materia verde). Todos siguieron el mismo programa de entrenamiento de fuerza.

Resultados

Los hombres que recibieron las píldoras de ecdisterona no solo desarrollaron más masa muscular al final del estudio, sino que ganaron hasta tres veces la fuerza entre los participantes del grupo placebo.

Se observaron aumentos significativamente mayores en la masa muscular en aquellos participantes que recibieron dosis de ecdisterona ”, escribieron los autores de la investigación.

«Aún más relevante con respecto al rendimiento deportivo, se notaron aumentos significativamente más pronunciados»

El resumen del estudio menciona que «evidenció el crecimiento de la masa muscular en aquellos participantes que recibieron dosis de ecdisterona». Específicamente, parece que las dosis altas de espinacas pueden ayudar a aumentar su nivel máximo de consumo.

«Se han realizado análisis de muestras de sangre y orina para detectar ecdisterona y posibles biomarcadores de mejora del rendimiento. Para garantizar la especificidad de los efectos medidos, también se realizó un examen exhaustivo de sustancias prohibidas para mejorar el rendimiento».

No es la primera vez

Aunque algunos de los autores realizaron una investigación inicial sobre la idea de la ecdisterona como un potenciador del rendimiento unos años antes, los resultados excedieron sus expectativas. «Nuestra hipótesis era que veríamos un aumento en el rendimiento», dijo la coautora del estudio Maria Parr. «Pero no esperábamos que fuera tan grande».

Esta no es la primera vez que Parr y su equipo sugieren que la ecdisterona debería aparecer en la lista de sustancias prohibidas de la AMA.

En 2015 probó los efectos del químico en las ratas. Esos resultados mostraron que la ecdysterona podría inducir el mismo tipo de hipertrofia (crecimiento muscular) que algunos esteroides anabólicos.

Parr explicó además que la dosis baja de dos píldoras por día, que utilizaron para algunos de los participantes en el experimento, equivaldría a entre 250 gramos y cuatro kilogramos de espinacas a diario.

Una persona tendría que comer esa cantidad a diario en 10 semanas para consumir la misma cantidad que uno de los «atletas de baja dosis». Para consumir el mismo nivel que las dosis altas administradas, una persona tendría que comer entre uno y 16 kilogramos de espinacas, explicó.

«Con respecto a la prevención del dopaje, la alta potencia anabólica de la ecdisterona justifica su clasificación como agente anabólico. Por lo tanto, debe figurar en la categoría ‘Agentes anabólicos S1’ de la lista de sustancias prohibidas de la Agencia Mundial Antidopaje», escribieron.

¿Las espinacas serán prohibidas?

Para permitir que otros laboratorios acreditados por la AMA detecten una administración de ecdisterona en muestras de control de dopaje, la profesora Parr y su equipo desarrollaron métodos para integrar la ecdisterona y sus metabolitos principales en sus procedimientos de prueba.

Además de Maria Parr de Freie Universität, otros investigadores contribuyentes incluyeron al Prof. Patrick Diel de la Universidad Alemana del Deporte de Colonia, al Prof. Francesco Botrè del laboratorio antidopaje de Roma y al Dr. Catrin Goebel del laboratorio antidopaje de Sydney .

Anteriormente, los experimentos in vitro y en animales demostraron que tenía un efecto fuerte en las células musculares. Incluso más que los esteroides androgénicos anabólicos, como la metandienona, que están prohibidos en los deportes.

La ecdisterona es el componente principal en los extractos de espinacas. El equipo de investigación pudo demostrar que la sustancia afecta al receptor beta de estrógenos. De acuerdo a la la investigadora, suplementos dietéticos en el mercado contienen el químico.

Hasta los momentos, la AMA no se ha pronunciado al respecto. Pues en su agenda figuran otras discusiones como la prohibición a Rusia de participar en competiciones de envergadura.

Mientras tanto, puede que la tradición de ingerir espinacas siga traspasando a la próxima generación.

Luis Felipe Hernández

Luis Felipe Hernández

Comunicador por naturaleza y periodista ante la ley.

Leave a Reply

TOP NEWS TODAY

nueva gran migración en estados unidos
Hyper
Luis Felipe Hernández

La Gran migración reversa: los afroamericanos regresan al sur

La Gran Migración fue la reubicación de más de 6 millones de afroamericanos del sur rural a las ciudades del norte, medio oeste y oeste, apróximadamente desde 1916 a1970. Expulsados ​​de sus hogares por oportunidades económicas insatisfactorias y duras leyes segregacionistas, muchos afroamericanos dejaron el