¿El racismo y la vacuna contra la COVID-19 van de la mano?

racismo vacuna covid
Photo by Obi Onyeador on Unsplash

El lanzamiento de la primera vacuna autorizada contra el coronavirus, de Pfizer-BioNTech, comenzó el 14 de diciembre, lo que marca un momento crítico en la batalla de Estados Unidos contra el aumento de casos de COVID-19.

Mientras tanto, la población afroamericana desconfía de la posible solución.

Según una encuesta de finales del pasado septiembre de la Kaiser Family Foundation y The Undefeated, alrededor del 70% de los afroamericanos creen que las personas son tratadas injustamente por motivos de raza o etnia cuando buscan atención médica.

Es un sentimiento que nace de un acceso desigual a la atención y se intensifica por la pandemia, que está devastando de manera desproporcionada las vidas de los negros, tanto física como económicamente.

La distribución de la vacuna de Moderna, autorizada para uso de emergencia el 19 de diciembre, comenzó la semana siguiente.

Pero para que estas vacunas realmente cambien el rumbo de la pandemia, será necesario que haya una voluntad casi universal entre los estadounidenses de vacunarse.

Todavía hay incertidumbre acerca de la cantidad exacta de estadounidenses que deben vacunarse para alcanzar la llamada «inmunidad colectiva», el nivel en el que el virus ya no podrá propagarse por la población.

El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, predijo que el número deberá estar entre el 75 y el 85%.

Michael Che, integrante de Saturday Night Live bromeó que, si bien es escéptico acerca de tomar una vacuna de la COVID-19, «por otro lado, estoy en un programa de televisión blanco, así que podría obtener la real”.

El video fue eliminado del canal de Youtube.

La broma resumió de manera mordaz el miedo y la desconfianza que sienten muchos integrantes de grupos marginados cuando se trata de la vacunación y de la atención médica en general, sentimientos que se construyen sobre una base histórica.

Te puede interesar:

Desconfianza

Los resultados de una encuesta del Pew Research Center mostró que solo el 42% de los encuestados negros querrían tomar una vacuna COVID-19 si estuviera disponible, en comparación con el 61% de los encuestados blancos.

También se reveló que los encuestados negros eran mucho más propensos a decir que conocen a alguien que ha sido hospitalizado o muerto por tener el coronavirus (71%) que los encuestados blancos (49%).

Una de las razones citadas a menudo para la relación entre los estadounidenses negros y la medicina se conocía oficialmente como el Estudio Tuskegee de la sífilis no tratada en el hombre negro.

Durante cuatro décadas a partir de 1932, el gobierno federal les dijo a cientos de hombres negros participantes que estaban siendo tratados por «mala sangre”, cuando en realidad estaban siendo devastados por sífilis no tratada, y proporcionaron a los investigadores información sobre los efectos de la enfermedad en un cuerpo humano sin control.

Los supervivientes del estudio de Tuskegee luego demandaron y recibieron un acuerdo.

Te puede interesar:

Investigaciones

Una investigación publicada por la Kaiser Family Foundation el 15 de diciembre reveló que, entre los grupos raciales y étnicos, los afroamericanos son los más reacios a vacunarse y siguen siendo escépticos.

En la encuesta, solo el 35% de los adultos negros dijeron que definitivamente o probablemente no se vacunarían, y eran más propensos que otros grupos a citar preocupaciones sobre los efectos secundarios y la novedad de la vacuna.

Eso coincide con los resultados de una encuesta del Pew Research Center publicada a principios de este mes, en la que solo el 42% de los afroamericanos dijeron que considerarían vacunarse, en comparación con el 63% de los hispanos y el 61% de los adultos blancos que lo harían.

Estas encuestas se producen cuando los principales líderes de salud de la nación instan a las personas negras a confiar en la vacuna, organizando eventos en vivo con profesionales de la salud negros a la vanguardia.

Desde la era de la esclavitud estadounidense, los negros se han enfrentado al maltrato de muchas instituciones médicas.

Al igual que el Estudio de Sífilis de Tuskegee, Henrietta Lacks, quien murió en 1951 de cáncer de cuello uterino, refleja la especulación de los cuerpos negros en nombre del avance de la ciencia.

Estos antecedentes podrían ser una de las razones por las que los negros estadounidenses han tenido menos probabilidades de participar en ensayos clínicos de estas vacunas y de otras que aún están en desarrollo.

Luis Felipe Hernández

Luis Felipe Hernández

Comunicador por naturaleza y periodista ante la ley.

Leave a Reply

TOP NEWS TODAY

white lives matter
Hyper
Luis Felipe Hernández

White Lives Matter: el eslogan disfrazado de movimiento

En chats encriptados, neonazis y otros extremistas de derecha planean manifestaciones, además de compartir contenido acorde a sus ideas, de acuerdo a un estudio del Instituto para el Diálogo Estratégico. «Los canales de Telegram a menudo comparten material que se vincula con públicos relacionados ideológicamente»,

Hyper
Redacción web

CDC: 5.800 infecciones por Covid en personas completamente vacunadas

Aproximadamente 5.800 personas que han sido vacunadas contra el coronavirus en Estados Unidos se han infectado de todos modos, dijeron a CNN los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).  Algunas se enfermaron gravemente y 74 personas

Política
Redacción web

Biden impone sanciones a Rusia por los ciberataques y la injerencia en las elecciones

La Administración que preside Joe Biden emitió este jueves un amplio abanico de sanciones contra Rusia en represalia al reciente ataque cibernético a la empresa SolarWinds que afectó a numerosas entidades gubernamentales y la injerencia de Moscú en las elecciones presidenciales de 2020, entre otros asuntos. Las